MODA SUSTENTABLE.

MODA SUSTENTABLE.

Los ritmos acelerados de producción y consumo nos han alejado de la moda sustentable.

Según un informe de Boston Consulting Group y Global FashionAgenda, se prevé que la industria de la moda aumentará sus emisiones anuales de residuos y energía en un 60%, al mismo tiempo que su consumo de agua aumentará en un 50% hacia 2030.

Tanto consumidores como diseñadores nos hallamos ante el enorme desafío de realizar un cambio de conducta. La mayoría de nosotros resuelve qué producir o qué consumir en base a criterios de índole económica y siguiendo la moda del momento, dejando de lado un análisis que debe ser primordial y que nos afecta más directamente de lo que creemos: ¿de dónde proviene y a donde va lo que utilizamos a diario? La toma de conciencia y el compromiso respecto del impacto de nuestras acciones sobre el medio ambiente no puede continuar estando en segundo plano.

GmbH

Benjamin Alexander Huseby, artista noruego, co-fundador de GmbH, es un ejemplo de responsabilidad y respeto por el entorno que no podemos dejar de mencionar. En sus colecciones él incorpora habitualmente remanentes de su cadena de suministro, además de cuero reciclado proveniente de ropa usada. El sello de GmbH es su ropa de abrigo reciclada, fabricada a partir de chaquetas vintage. Fiel a su compromiso con el medio ambiente, la marca empaqueta sus envíos en bolsas biodegradables y con cajas reutilizadas que de otro modo habrían acabado en la basura.

GmbH Men’s Fall 2018

Desde Argentina.

A nivel nacional, nos inspira Andrea Gougy, artista plástica, creadora de la marca Cosecha Vintage, cuyas prendas son fabricadas con scrap (descarte) de medias de nylon y fibras naturales. Especialista en upcycling, arte consistente en el aprovechamiento de objetos sin uso o residuos para fabricar nuevos objetos de igual o mayor utilidad, nos trasmite conciencia ecológica y social a través del diseño. En 2018 fundó una Asociación civil sin fines de lucro, la primer Asociación Moda Sostenible Argentina, cuyo objetivo consiste en generar una red de contención para diseñadores, marcas, emprendedores, artesanos, productores y proveedores cuyos proyectos se encuentren en concordancia bajo el paradigma de la sostenibilidad.

«La sostenibilidad no es una tendencia, es una forma de vida y de mirar las cosas, donde se ponen en juego muchas cosas. Implica ser responsable y consciente del daño que la moda puede hacer en el presente y en las generaciones futuras», afirmó Gougy en una nota realizada por Infobae.   Para esta experta en diseño sustentable, la moda sostenible se basa en tres ejes con triple impacto en lo ambiental, social y económico. «Es importante que la moda sea sustentable porque generamos mucha contaminación. Es una realidad del planeta, y creer que esto es un trabajo de otros es un error. Todos debemos asumir la responsabilidad de lo que hacemos. Lo que uno hace afecta a todos», aseguró.

Andrea Picasso.

La marca Mona, también argentina es otro proyecto que crea productos durables y funcionales que empoderan a la mujer e inspiran un estilo de vida más sustentable. Confeccionan ropa deportiva y trajes de baño con materiales reciclados como redes de pesca y botellas plásticas. Andrea Picasso, su creadora, explicó su modo de trabajo: «Desde las materias primas que seleccionamos hasta la entrega de nuestros productos, todas las decisiones se llevan a cabo teniendo en cuenta la gente y el planeta entero. Utilizamos materia prima obtenida de materiales reciclados. Buscamos reducir la contaminación de nuestra tierra y mares, el uso desmedido de agua en producción y grandes emisiones de gases dañinos a nuestra atmósfera». 


Andrea Picasso creó la marca de ropa deportiva y de playa Mona. Todas las decisiones, desde la búsqueda de materia prima hasta su entrega al consumidor, son tomadas con responsabilidad ecológica y social

Para la emprendedora argentina, la moda sustentable implica una responsabilidad social y ambiental en cada instancia de la cadena de producción. «Esto –continuó Picasso- incluye ser conscientes de todos los materiales que utilizamos para fabricar prendas, de dónde vienen, cómo afectan al medioambiente y a las personas, y cómo podemos devolver a la naturaleza lo que estas materias primas nos brindan». 

Rocío Luz Arredondo.

Desde Tucumán, Rocío Luz Arredondo se suma al debate: «Este cambio de paradigma busca, además, concientizar sobre el consumo innecesario de las tendencias cambiantes, cuestionarnos sobre la trazabilidad de nuestras prendas e informarnos más sobre el origen de nuestros textiles, saber de dónde vienen y a dónde van una vez que ya no las queremos más».

La sustentabilidad en el diseño de indumentaria busca erradicar los ciclos lineales de consumo y generar un sistema circular, dónde nada se pierde y todo se transforma. La joven emprendedora es la creadora de The 2Hand Project que nace a partir de la conciencia de las problemáticas suscitadas alrededor del consumo masivo y sin mesura, de los residuos sólidos textiles y los desechos de la industria de la moda.


A través de The 2Hand Proyect, Rocío Luz Arredondo promueve el consumo responsable. Su trabajo consiste en la curaduría y rediseño de prendas vintage y retro para que vuelvan al mercado.

Teniendo presente tantas figuras que nos inspiran en este necesario cambio de paradigma solo resta preguntarnos qué podemos hacer desde nuestro lugar para actuar en consonancia y respeto por el entorno en el que vivimos. Cada granito de arena cuenta en este proceso al que debemos orientarnos como sociedad. Les dejo aquí algunos consejos para replantearnos nuestros hábitos de consumo textil:

-Informarnos sobre el origen de lo que consumimos, ¿qué compromiso tiene la marca con el medio ambiente?

-Comprar ropa fabricada de manera ética y sostenible.

-Comprar ropa de segunda mano.

-Alquilar, prestar o intercambiar ropa.

-Rehacer, reparar o hacer upcycling con tu propia ropa.

-Comprar ropa hecha a mano.

-Invertir en prendas de gran calidad, cuyas fibras textiles no se deterioren con el paso del tiempo y cuyos diseños no pasen de moda.

-Crear un armario de prendas hechas a partir de pedidos personalizados.

¿Te sumas al desafío?

Maria Laura Vivona para Des Arts

Fuentes: Revista Vogue, Infobae.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: